Nestlé Lacteos y Energía
Inversiones e Industrial Valle Verde S.A. Agrocomercial Codigua S.P.A.
Colun Soprole
Watt's Surlat
Lácteos del Sur Comercial de Campo
Quillayes
EN OSORNO: REAFIRMAN AVANCES Y BENEFICIOS DEL USO DE PURINES EN PREDIOS LECHEROS
03-07-2018

Para hacer un mejor manejo y uso de los efluentes de la producción ganadera, conocidos como purines, para así hacer un aporte a la economía predial y minimizar su impacto al ambiente, se realizó el seminario “Avances e Innovaciones Tecnológicas para el Manejo de Purines en Predios Lecheros”.

Esta actividad, organizada por el Consorcio Lechero e INIA Remehue, con la colaboración de Shoof Chile, contó con la participación de cerca de 80 asistentes, entre productores lecheros, asesores e industriales, quienes compartieron experiencias y herramientas tecnológicas para el manejo adecuado del recurso en el auditorio de INIA Remehue en Osorno.

Los purines contribuyen a ahorrar fertilizantes. Por ejemplo, en una pradera tipo sería posible ahorrar en el balance de nitrógeno, fósforo y potasio a través de la aplicación de los purines. Además, su uso intrapredial es clave para un buen manejo ambiental. Y, finalmente, su aplicación al suelo contribuye a una mejor condición del suelo y a mejorar su mejor estructura.

“La sustentabilidad es económica, ambiental y social. Eso lo reafirma la Agenda de Desarrollo Sustentable del Sector Lácteo, en la cual una de las oportunidades que presenta está en la gestión adecuada de los purines a nivel predial, que deben ser mirados como un recurso y no como un desecho, enfoque que ha ido creciendo. Por eso compartimos experiencias con productores lecheros, quienes conocieron los avances en Chile y en Nueva Zelanda en legislación, tecnologías y manejo”, destacó el gerente del Consorcio Lechero, Octavio Oltra.

El manejo y uso adecuado de los purines en Chile ha sido impulsado por el Consorcio Lechero a través del apoyo a investigaciones y proyectos, donde destaca la publicación del “Manual de manejo y utilización de purines de lechería”, como también el apoyo al programa GEF Biogás de Naciones Unidas. A través del programa Producción Primaria del Consorcio Lechero se está impulsando en forma permanente la difusión y transferencia tecnológica de herramientas técnicas como, en este caso, el manejo de los purines.

IMG_7038

CONCEPTOS

En esta actividad se compartió los beneficios, avances y tipos de sistemas de manejo de purines en Chile y Nueva Zelanda, con la visita de especialistas neozelandeses, quienes visitaron el sur de Chile a través de Shoof Chile, empresa socia del Consorcio Lechero.

El investigador de INIA Remehue, Dr. Francisco Salazar, quien ha liderado la investigación y transferencia tecnológica sobre purines en Chile destacó que ha habido una evolución positiva en el conocimiento y manejo de este recurso en los últimos 20 años. “Se ha hecho bastante a nivel predial, ha evolucionado mucho el almacenamiento y sus tecnologías, como también en equipos de aplicación. Hay conocimiento de las respuestas de praderas y cultivos a la aplicación de los purines, por lo tanto, hoy son una herramienta más que tiene el productor no sólo para hacer un adecuado manejo ambiental si no que para reducir los costos de aplicación de los fertilizantes comerciales”.

Los purines son un muy buen aliado como complemento a los fertilizantes comerciales para obtener una buena productividad predial. “La visión cambió. Ya no es visto como residuo, es visto como un sustrato, como un fertilizante, como una buena herramienta para poder hacer una fertilización en praderas y cultivos. Hay camino por recorrer, pero hay bases e información, falta articular más transferencia para llegar a los productores para que hagan un buen manejo de purines y no tengan problemas como, por ejemplo, excesos de aplicación por dosis que pudiéramos aplicar”.

Los focos principales en el uso de los purines y la regulación en Nueva Zelanda, dijo el especialista Brook Evans, quien trabaja para las empresas Williams y Yard Master, están en la protección ambiental, donde los productores están comprometidos a proteger el ambiente y a hacer un buen uso de los nutrientes disponibles. “Existe una visión común, explica, con un compromiso de los productores de asegurar al consumidor que están haciendo su esfuerzo por desarrollar una actividad sustentable”.

Por ejemplo, en Nueva Zelanda no se permite que ningún efluente alcance cursos de agua, donde las aplicaciones de nitrógeno son muy reguladas, a la vez que el riego de purines debe ser hecho respetando el entorno y el sector. El productor debe comprometerse a un almacenamiento y uso muy estricto, velando por evitar escurrimientos y ser capaces de proporcionar la información correcta sobre el uso, si es que son fiscalizados.

Uno de los mensajes hacia los productores chilenos estuvo en conocer y aprender la experiencia neozelandesa, tanto de los aciertos como errores. La regulación, explicó, es bastante estricta, con una comunidad y consumidores que demandan un proceso medioambientalmente amigable, agregó Josh White,

En ese contexto, el gerente de Shoof, Julián García Ramírez, destacó que existe el compromiso de adaptar las tecnologías disponibles “las cuales no sólo le permitirán cuidar el medio ambiente, si no que cumplir, lograr y mantener la visión de sustentabilidad que tiene la industria lechera como meta, la cual se reflejará, tal como lo tiene Nueva Zelanda, la idea que producimos sustentablemente, verde y generando bienestar, no sólo a la comunidad sino también al productor y al país”.

En el seminario además se presentó la experiencia de una herramienta de administración y control de campos lecheros llamada sistema Halo, la cual permite generar eficiencias y mejores rendimientos para el productor y que puede manejarlo a distancia. “Provee la mejor información para que el productor pueda manejar su campo, no sólo en manejo de efluentes, sino también en la leche y el agua. En Chile comenzará a operar el primero de estos sistemas Halo dentro de poco”, dijo White.