Nestlé Lacteos y Energía
Inversiones e Industrial Valle Verde S.A. Agrocomercial Codigua S.P.A.
Colun Soprole
Watt's Surlat
Lácteos del Sur Comercial de Campo
Quillayes
SAVAL: El valor de nuestra agricultura chilena
03-07-2018

Los agricultores no descansan, pues se mueven bajo las condiciones de la naturaleza.

En Chile, sobre todo en el sur del país, la agricultura es el principal motor de la economía. En otros países del mundo, la producción agrícola es fuertemente apoyada por políticas de largo plazo y de fomento, ya que los gobiernos necesitan garantizar la seguridad alimentaria de su población, potenciando de esta manera el desarrollo rural y a la vez generando de esta forma empleo y riqueza. Estas contribuciones que realiza el Estado hacia los productores son necesarias por el alto impacto que representa el encadenamiento de esta actividad.

Los agricultores no descansan, pues se mueven bajo las condiciones de la naturaleza con muchos imprevistos y aun así potencian la economía nacional. En la región de Los Ríos el sector silvoagropecuario aporta al PIB nacional 13% y genera un 16% de empleo en la región.

Sin embargo y pese a la tremenda incertidumbre que significa para un agricultor vivir y trabajar en una de las economías más abiertas del mundo, faltan políticas gubernamentales apropiadas que promuevan este sector y, es más, los presupuestos entregados por el Estado son cada vez más restringidos.

Con estos antecedentes, hemos experimentado una caída en la competitividad, sin embargo, en varios rubros nuestra eficiencia es óptima. Con menos superficie de siembra, una disminución ganadera a nivel país y la producción láctea en un momento de incertidumbre con el incremento de importaciones que es difícil dar un diagnóstico de lo que ocurrirá.

Como Saval FG, creemos que es necesario que las autoridades implementen políticas de mediano y largo plazo que realmente impulse a la agricultura chilena, para que crezca y se convierta en un sector competitivo. El gran desafío a futuro supone cambios institucionales y de políticas que apoyen a los agricultores.

No olvidemos el verdadero aporte de la agricultura y el valor agregado que hay detrás de cada alimento, pues existen generaciones que han dedicado su vida completa a trabajar con sus manos el campo, invirtiendo todo su capital y esfuerzo, para cultivar en esta tierra: frutas, hortalizas, verduras, leche, carne, trigo y cereales que son nuestro alimento cada día.

Por Víctor Valentín Presidente de Saval F. G.

Fuente: http://www.australvaldivia.cl/