Nestlé Lacteos y Energía
Inversiones e Industrial Valle Verde S.A. Agrocomercial Codigua S.P.A.
Colun Soprole
Watt's Surlat
Lácteos del Sur Comercial de Campo
Quillayes
Hacia el despegue de la leche
01-02-2018

Pese a los esfuerzos de la industria en mejorar la productividad del sector, muchos productores han debido cerrar sus campos. Rodrigo Lavín, presidente de Fedeleche, señala el camino para revitalizar la lechería chilena.

Con el comienzo de año, se hace necesario observar el camino recorrido, para no volver a cometer los mismos errores del pasado. La industria láctea nacional enfrenta nuevos desafíos y por eso surgen las preguntas sobre cómo logrará despegar y concretar la anhelada estabilidad. El presidente de la Federación Nacional de Productores de Leche (Fedeleche), Rodrigo Lavín, realizó un análisis junto con Revista Mundoagro de la situación que ha vivido el sector durante los últimos años y plantea hacia dónde se tiene que dirigir.

Lavín indica que como industria quieren lograr ser una cadena pujante y grande, que lidere la economía del país. El camino del éxito no es fácil, muy por el contrario, pero al parecer la industria láctea nacional aprendió ciertas cosas que deben hacer para encontrar la rentabilidad en la leche.

¿Cuál es la evaluación que realiza de la industria láctea nacional?

En cuanto a la producción primaria pensamos que se trata de un sector que cuenta con un tremendo potencial por desarrollar, toda vez que con igual número de hectáreas es factible hasta triplicar la producción actual, sin embargo este potencial no se ha podido expresar. Hoy en día, esta rama de la producción nacional arrastra un estancamiento que se ha extendido por una larga década, la cual hemos denominado tristemente “la década pérdida”. Sin perjuicio de lo anterior, y siempre y cuando se generen las condiciones apropiadas mediante una mayor articulación como cadena, creemos que es posible volver a despegar y crecer de manera importante.

¿Cuáles son los motivos del estancamiento del sector?

La poca proyección del sector primario responde, en parte importante, a una falta de estímulo de la industria procesadora. En la actualidad existe una concentración muy alta del poder de compra, lo que ha derivado en falta de competencia, pero también que la demanda por materia prima para industrialización producida en Chile no crezca. Por otra parte, las importaciones ganan espacio en el mercado chileno y las exportaciones no crecen para equilibrar esta situación. A esto se suman adversidades como las climáticas, que cada día tienen mayor injerencia en nuestro quehacer. Además de ello, no nos hemos podido articular lo suficiente como cadena para desarrollar el sector.

leche ok

¿Cuáles fueron los principales ejes de trabajo para Fedeleche durante el 2017?

Procurar una mayor transparencia y correcto funcionamiento del mercado de compra de leche fresca, pasando por la internacionalización de nuestra leche y la presentación de salvaguardias por alza desmedida de las importaciones de productos lácteos. Hemos trabajado en distintas acciones en conjunto con el sector público y las asociaciones regionales de productores, donde hemos logrado el restablecimiento de la Comisión Nacional de la Leche, avanzamos en la apertura de nuevos mercados, como China y países de Medio Oriente. También hemos impulsado un trabajo importante en materia de difusión y actividades de extensión como llevar adelante el Séptimo Congreso Internacional “Chilelácteo 2017”, diversas charlas técnicas y transferencia tecnológica, promoción del riego, asociatividad, consumo de productos lácteos tanto en actividades deportivas, recreativas y el retail, además del permanente monitoreo de los mercados y entrega de información relevante para la toma de decisiones de nuestros asociados. Además tenemos un convenio con INIA, donde avanzamos en la implementación de un inédito observatorio lácteo nacional, el cual ya cumplió con su prueba piloto, teniendo una buena acogida en la industria. –

¿Cuál es el rol que tendrá  la Comisión Nacional de la Leche durante el 2018?

Esperamos poder articularnos como cadena y generar las condiciones para que el sector pueda crecer, desarrollarse y finalmente expresar su potencial. A la fecha, se han establecido algunas subcomisiones relacionadas con la productividad sectorial, soporte de la cadena, desarrollo de mercado y asociatividad. Fedeleche quedó a cargo de coordinar la comisión soporte de la cadena y hemos participa do en dos reuniones de subcomisiones y participaremos en las que se realizarán durante enero.

¿Qué estrategias realizarán para evitar la disminución de productores?

Las diversas acciones que hemos desarrollado en Fedeleche buscan beneficiar y resguardar a todos los productores del país. No queremos que se sigan cerrando más lecherías y por ello queremos aportar como sector primario para lograr ser una cadena pujante, que lidere la economía del país. Junto con ello, seguimos promoviendo e impulsando la asociatividad lechera como una herramienta relevante para mejorar economías de escala, pero también para acceder a un mayor precio de venta y en otro ámbito, aumentar nuestra presencia en los mercados internacionales a fin de impulsar las exportaciones lácteas o atraer nuevos inversionistas que se instalen en Chile con el objetivo de incrementar la demanda por nuestra producción y con esto, en definitiva, generar mejores condiciones para nuestros productores.

¿De qué manera se puede potenciar al aumento de la masa ganadera?

Esta se va a potenciar en la medida que aumenten los retornos al sector primario lechero y la retención de vientres y el aumento del rebaño sea algo rentable para la actividad.

¿Cuál es el rol que tiene el riego en la industria y qué falta por hacer?

El riego es fundamental y para eso hay que generar las condiciones, sobre todo en cuanto a los derechos de agua y las incertezas jurídicas que existen con la reforma. Por lo que es necesario dotar a los productores de las condiciones apropiadas, ya que si bien el riego es una solución técnica para períodos de sequía, sus costos son altos y por lo tanto, requiere al final del día generar números positivos porque aumenta el costo por litro de leche y si el precio sigue por debajo del costo no es factible de solventar.

¿Qué falta para que la industria láctea en Chile tenga una integración de toda la cadena productiva?

Siempre hemos estado disponibles para equilibrar la cadena, para que los productores, tengan una mayor importancia para la economía del país y regional. Sin embargo, no hemos logrado tener consenso con el eslabón industrial para poder concretar esto. Tampoco ha sido posible sentar a la conversación al eslabón final de la cadena, que es el retail.

¿En qué etapa se encuentra la actualización del reglamento sanitario?

En el marco del restablecimiento de la Comisión Nacional de la Leche hemos participado en la Subcomisión de desarrollo de mercado, donde le hemos manifestado a la autoridad, que en el marco de la actualización del Tratado de Libre Comercio con la Unión Europa, se abre una posibilidad para que exista un reconocimiento equivalente de las normas que rigen el acuerdo con la UE, principalmente sanitarias, en el sentido de homologar las que se complementan y suplir las brechas de las que no, para efectivamente poder exportar a dicho mercado.

¿Proyectan trabajar en un certificado zoosanitario con los países a los cuales se exportan productos lácteos?  

Durante este año se actualizó la normativa Pabco, la cual permite, entre otras cosas, cumplir con los requisitos zoosanitarios de los productos de los países a los cuales se exporta. Como Fedeleche hemos estado en permanente contacto con el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) a objeto de poder explicarle nuestras inquietudes y trabajando en conjunto para fortalecer nuestro comercio exterior lácteo. Actualmente, la producción en este ámbito se encuentra en un excelente nivel, lo cual nos permite llegar con nuestros productos a los más exigentes mercados.

¿De qué manera trabajarán en Fedeleche para tener un mecanismo de estabilización de precios frente a episodios críticos en los mercados durante los próximos años?

Es un tema que ha sido de permanente trabajo. De hecho, en el pasado le planteamos a la autoridad distintas alternativas de mecanismos que permitan dar una mayor estabilidad a los precios ante variaciones importantes. Sin embargo, a la fecha no se ha logrado el establecimiento de algún tipo de mecanismo. Entendemos que al estar insertos en una economía global las fluctuaciones internacionales nos afectan directamente y de hecho el sector lácteo ha mostrado en los últimos años una gran variabilidad en los precios, por lo que no descartamos retomar el trabajo en este punto.

¿En qué estado se encuentra la industria, respecto a la incorporación de valor agregado a los productos lácteos?

Estamos trabajando para dar a conocer las características únicas de la producción lechera que desarrollamos en Chile mediante una denominación de origen. A modo de ejemplo, en China y otros importantes mercados hemos publicitado que la leche producida en Chile en una buena proporción se realiza en base a praderas, la que cuenta con beneficios tangibles, ya sea por su composición o correlación con el medio ambiente. Además, actualmente se tramita un proyecto de ley que apunta en este sentido y que procura, de igual modo, entregar plena claridad a los consumidores sobre lo que están adquiriendo. Ciertamente esta iniciativa recoge una necesidad planteada por el sector y apunta también a que exista un correcto uso en la denominación de la leche. No se debe usar esta denominación en otros productos que son, por ejemplo, de origen vegetal.

¿Qué estrategias realizarán el 2018 para aumentar el consumo en el mercado interno?

Promolac, entidad donde comparten propiedad los productores primarios agrupados en Fedeleche y las cooperativas lecheras asociadas a Fenaleche, a través de la campaña genérica “Yo Tomo- Yo Como Leche” desarrolla una serie de acciones que procura realzar el consumo de lácteos en el marco de actividades deportivas como recreativas, como también en colegios y supermercados, lo que nos ha permitido promocionar y vincular el consumo de lácteos con los beneficios a la salud y una vida saludable. Junto con lo anterior y al ser miembros de Fepale, apoyamos en Chile como en Latinoamérica la Campaña de consumo de lácteos ¡Sí a la leche!, iniciativa que busca promover un mejor y mayor consumo de leche y sus derivados en la región. Es importante consignar que debemos seguir avanzando en educación y difusión sobre los beneficios y los aportes de la leche a una sana nutrición. En ello hemos trabajado por más de quince años a través del “Yo Tomo- Yo Como Leche”, cuyo amplio reconocimiento ha permitido contribuir al incremento del consumo interno de productos lácteos y ser reconocidos internacionalmente por este aporte. Se trata de una tarea relevante con consecuencias positivas no solo para el futuro del sector, sino también para la población y su adecuada alimentación. Pensamos que el sector en su conjunto debe asumir este desafío y como siempre en los temas sectoriales, Fedeleche está disponible para participar y aportar con la visión del productor primario que representamos. El consumo de lácteos ha cambiado en la última década, con un crecimiento importante en la adquisición de queso y yogur. Esto demuestra una sofisticación por parte de los consumidores nacionales a categorías con un valor agregado mayor a la leche fluida, lo que representa mayores oportunidades de mercado. –

¿Qué van a hacer para concretar la salvaguardia ante la Comisión Nacional Antidistorsiones y qué significa para la industria?

Luego de cinco meses de trabajo, Fedeleche presentó una solicitud de salvaguardia para gravar con una tasa arancelaria a la desmedida cantidad de importaciones de leche en polvo y quesos que ingresan al país. El estancamiento de algún modo también puede explicarse por el déficit comercial lácteo que ha venido creciendo de forma consistente a partir de 2012 en adelante y convirtiendo a Chile en un importador neto de productos lácteos. En los últimos cinco años, las importaciones han aumentado de 229 millones de litros equivalentes en 2011 a 540 millones de litros en 2016. Mientras, las exportaciones prácticamente no han crecido, manteniéndose en un nivel cercano a los 250 millones de litros equivalentes en igual período. Este recurso solicita a la Comisión Antidistorsiones la aplicación de una sobretasa arancelaria provisional y definitiva de a lo menos un 30% para la leche en polvo entera y para la leche en polvo descremada y de 27% para el queso gouda.

Los antecedentes expuestos prueban la existencia de un aumento de las importaciones tanto en términos absolutos como relativos y la inminente situación de daño grave que amenaza a esta importante rama de la producción nacional, la cual debe ser evitada o al menos, neutralizada o mitigada, lo que necesariamente requiere y exige oportunidad en la aplicación de una salvaguardia provisional y una medida de salvaguardia definitiva. La leche que se está importando, nos gustaría en cambio que proviniera de nuestros campos, de nuestros productores, para favorecer la industria láctea nacional. Cada día somos menos productores y eso nos duele, toda vez que significa menos empresas, menos puestos de trabajo, migración campo-ciudad, y una reducción de la masa ganadera que, por lo demás, puede complicar la reposición de animales y las producciones futuras.

¿El sector cuenta con el financiamiento necesario? ¿Qué estrategias tienen proyectadas para ello?

Existen algunas fuentes de financiamiento para el sector, pero las condiciones mediante las cuales se puede acceder no están acorde con la realidad de la industria primaria. Si uno observa lo que pasa en otros países, existe una clara adecuación de las condiciones crediticias para poder desarrollar este sector, ajustando los productos a la realidad y condiciones que hacen viable la actividad. Por lo que dentro de los ejes de acción en Fedeleche se encuentra conversar tanto a nivel de gobierno como con las instituciones financieras para sensibilizarlos sobre la necesidad de ajustar la oferta de financiamiento.

¿Cómo se puede aumentar la rentabilidad del negocio lácteo el 2018 y a largo plazo?

Los productores nacionales han logrado buenos niveles de eficiencia y los márgenes para mejorar son más acotados, así que vamos a trabajar para continuar mejorando la eficiencia productiva y aportando con nuevas herramientas, pero también seguiremos trabajando para que las condiciones de mercado mejoren, buscando generar una rentabilidad que pueda ayudar al sector en el corto plazo. Con una mirada a largo plazo, buscamos atraer más poderes de compra de leche fresca que puedan aumentar la demanda de nuestro producto, para generar alianzas con inversionistas para procesar la leche en conjunto y así exportar leche. El otro camino es que vengan empresas extranjeras que se instalen en Chile y compren leche; esto genera nuevos poderes de compra.

El objetivo es que participen varias empresas, para generar más competencia y por consecuencia mayores precios para los productores. Tenemos ventajas comparativas que pueden ser atractivas para lograr los objetivos. La industria láctea nacional debe encontrar la ecuación correcta entre rentabilidad y productividad, conjugando los factores claves para encontrar el éxito del negocio. Pero el camino no es tan simple para los productores, ya que deben de considerar todos los elementos que son parte de la cadena, buscando la rentabilidad en cada uno de los eslabones.

Otra alternativa es que los productores cuenten con la ayuda de inversionistas que estén interesados en participar del negocio lácteo chileno y así poder generar una asociatividad de la industria. Todos los actores que integran la cadena se deben unir para trabajar en conjunto y lograr la anhelada estabilidad del negocio.

 Fuente: http://www.mundoagro.cl/