Nestlé Lacteos y Energía
Inversiones e Industrial Valle Verde S.A. Agrocomercial Codigua S.P.A.
Colun Soprole
Watt's Surlat
Lácteos del Sur Comercial de Campo
Quillayes
Drones con cámaras cada vez más precisas facilitan el control exacto de los cultivos
11-10-2017

"Partieron siendo poco eficaces, pero ahora hay drones que son más eficientes que un tractor", dice Martín Carrasco, director de Agro Solutions, empresa chilena especializada en la recopilación de datos a través del uso exclusivo de vehículos aéreos no tripulados. En Chile, explica Carrasco, las compañías agrícolas están solicitando drones para recoger información que les permitan tomar decisiones cada vez más certeras en relación al cultivo.

El avance tecnológico más significativo tiene que ver con el perfeccionamiento de las cámaras multiespectrales, las cuales están entregando diagnósticos cada vez más complejos.

Se trata de sensores que son insertados en el dron y que son capaces de captar bandas de colores no visibles para el ojo humano. Con ellas, explica Carrasco, se obtienen una serie de fotos llamadas Mapas NDVI (Índice Vegetativo Normalizado) y es posible definir qué zonas del campo necesitan un cuidado especial y cuáles muestran los resultados esperados.

Las cámaras multiespectrales más modernas incluso proporcionan información en tiempo real sobre la cantidad de rayos del sol que está recibiendo una plantación o los niveles de nubosidad que hay en el ambiente, explica Nicolás Uriarte, ingeniero agrónomo de Drone Solutions.

Actualmente, la empresa se encuentra trabajando en un software con el que buscarán medir cuánto del área de un predio se debe regar y cuánto fertilizante se debe usar.

"Esto ayuda mucho para la precisión en el uso de los recursos. Antes se regaba todo el campo porque no era tan fácil identificar qué áreas no necesitaban más agua" , dice Miguel Torres, profesor del área de robótica y automatización de la Universidad Católica.

El académico explica que actualmente existen drones que incluso pueden predecir el rendimiento del cultivo. Esto quiere decir que la información entregada permite saber cuánta fruta se podría producir en base a una cantidad específica de abono y radiación solar.

Otro de los beneficios de estos aparatos es la capacidad de entregar las medidas exactas de una planta para así calcular su volumen.

Mauricio Galleguillos, profesor de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, explica que, antiguamente, la única forma de obtener la volumetría de una especie era a través del uso de una huincha en terreno.

"Eso implicaba que el agricultor debía detenerse planta por planta. Ahora, el dron puede sacar fotos de distintos ángulos, como si tuviera dos ojos mirando un mismo objeto y con eso reconstruir la profundidad".

En menos de diez minutos, afirma Galleguillos, se puede levantar información relevante de todo el campo. "Yo creo que es una revolución", dice.

De cara al futuro

El profesor Torres explica que actualmente diversas investigaciones se encuentran estudiando la posibilidad de usar los drones para cosechar fruta.

Sin embargo, dice, existen diversos factores que todavía hacen de estos equipos un aparato ineficiente para la agricultura.

"Incluso un ser humano necesita cortar con una tijera cuando está cosechando y los drones tienen poca capacidad para soportar peso", explica.

Andrés Esser, gerente de desarrollo de Top Harvest, empresa dedicada a la entrega de soluciones para decisiones productivas en agricultura, cree que si bien los drones han facilitado el acceso a la información, el poco tiempo que duran sus baterías es otra de las barreras que les impide optimizar su rendimiento.

"Hace un año teníamos que pedir permisos para volar una avioneta, ahora podemos volar varias veces en un día. Lo negativo es que a veces necesitas recorrer miles de hectáreas y hay baterías de drones que duran solo una hora".

Fuente: www.economiaynegocios.cl