Nestlé Lacteos y Energía
Inversiones e Industrial Valle Verde S.A. Agrocomercial Codigua S.P.A.
Colun Soprole
Watt's Surlat
Lácteos del Sur Comercial de Campo
Quillayes
Representante de los gremios regionales plantearon inquietudes sobre tratado PPT
30-05-2019

Felipe Lopeandía, director bilateral de la Direcon, respondió sobre regulaciones, aranceles, mercados, el papel que tendrán las pequeñas y medianas empresas y también a algunas de las críticas que ha generado el acuerdo.


El director general de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), Felipe Lopeandía, estuvo en Valdivia en un encuentro organizado por Prochile para responder las preguntas de los representantes de gremios de la región de Los Ríos sobre el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, más conocido como TPP-11.

Este acuerdo involucra a once países, Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelandia, Perú, Singapur y Vietnam. Se trata de una alianza que representa al 13,5 por ciento del Producto Interno Bruto mundial e integra a una población total de 480 millones de habitantes. Sin embargo, ha generado discusión en parte con respecto a su necesidad, en especial porque Chile es el único país del grupo que ya posee un acuerdo bilateral de libre comercio con cada una de las otras partes.

Lopeandía es el jefe negociador del tratado, y sobre él explicó que “se ha dicho que no tendremos ventajas adicionales en materia arancelaria en los diez países restantes porque ya tenemos acuerdos previos. Eso no es así, porque se generarán tres mil nuevas oportunidades a productos chilenos en los sectores agrícola, forestal, pesquero, lácteo y de carnes, que ingresarán con arancel cero a mercados tan relevantes como Japón, Vietnam, Malasia, Canadá y México”.

PRODUCTOS LOCALES

Destacó que con este tratado Los Ríos además se podría beneficiar en la exportación de productos como la cerveza o la miel.

Por ejemplo, para enviar cerveza a Malasia, el exportador chileno debe pagar casi un dólar por litro al ingresar el producto. Con el acuerdo, el arancel disminuirá de forma progresiva hasta llegar a cero.

Japón, mercado que históricamente ha sido proteccionista con respecto a sus productos agroindustriales, ofreció acceso a sectores que nunca antes había abierto a una negociación comercial. Esto le podría entregar oportunidades ala miel natural. Hoy se paga un arancel de un 25,5 por ciento. Con el tratado, esto también bajaría progresivamente llegando a cero, en ocho años.

Este es uno de los mil 100 productos chilenos que podrían ingresar en condiciones más preferentes al mercado japonés.

Con respecto a las pequeñas y medianas empresas, Lopeandía destacó que Chile junto a Nueva Zelanda y Canadá, en el contexto del tratado, se pusieron de acuerdo para monitorear, tres años después de su entrada en vigencia, si existe una incorporación de las Pymes en el comercio. “Si no es así, se deberán introducir las correcciones que sean necesarias. Hay una preocupación para hacer que más micro, pequeñas y medianas empresas puedan salir a exportar”, aseguró.

“También puede conllevar la posibilidad de integrar insumos o materiales provenientes de distintos países para generar transformación productiva y una reexportación, lo que otorga la posibilidad de entregar mayor valor a nuestra oferta exportable”, agregó.

CRÍTICAS

Con respecto a las críticas, Lopeandía expresó que “en términos de la historia de las negociaciones de acuerdos comerciales, no habíamos enfrentado el nivel de críticas que este tratado ha generado. Chile ya cuenta con 26 acuerdos en vigor y esta es la primera vez que enfrentarnos este tipo de resistencia.

Hay distintos factores y me parece que uno de ellos es que hay sectores que tienen una posición ideológica contraria a lo que ha sido el modelo que Chile ha venido siguiendo en los últimos 25 años, de integración de su economía al mundo. Estos sectores hoy tienen representación parlamentaria y han podido instalar estos temas en las redes sociales”, dijo.

Además, con respecto al impacto de las importaciones, destacó que “ya somos una economía muy abierta. Nuestro arancel efectivo aplicado es un poco más de un uno por ciento si se considera la red de acuerdos comerciales. El impacto eventual que podría tener el ingreso de productos es bastante marginal”, explicó el director.