Nestlé Lacteos y Energía
Inversiones e Industrial Valle Verde S.A. Agrocomercial Codigua S.P.A.
Colun Soprole
Watt's Surlat
Lácteos del Sur Comercial de Campo
Quillayes
Tendencia en la industria láctea europea: que el producto llegue al consumidor con el menor impacto ambiental
19-03-2019

Los esfuerzos para reducir las emisiones se han centrado en los tambos y el transporte, pero crece la disposición de la industria a actuar en ese sentido ya que los consumidores quieren que los productos tengan el menor impacto climático posible.

En el mundo pero fundamentalmente en Europa crece el concepto y la conciencia por el cuidado del medio ambiente. Los consumidores son claves en eso al exigir a los productores de alimentos, la industria, el transporte, los supermercados, a toda la cadena del sector, que avance cada vez más. La lechería no es ajena y los Países Bajos lideran la tendencia.

Un reciente artículo publicado en Dairy Reporter expresa que hasta hace poco los esfuerzos para reducir las emisiones se han centrado en los tambos y el transporte, pero crece la disposición de la industria a actuar en ese sentido ya que los consumidores quieren que los productos tengan el menor impacto climático posible.

Tetra Pak, la sueca multinacional dedicada al envasado de alimentos, afirma que el sector industrial lácteo es uno de los mayores usuarios de energía y agua, además de representar el 13 % del sector alimentos y bebidas en Europa. El sector industrial ha recogido el guante y aceptado el desafío de trabajar para cambiar y mejorar su vínculo con el medio ambiente.

En Gran Bretaña está en marcha una iniciativa que desde 2008 ha mejorado en un 18 % la eficiencia energética industrial láctea, y aspira a llegar a 2025 con un recorte de la huella de carbono del 30 %.

La tendencia es liderada por los Países Bajos. En 2008 todas las lecherías holandesas firmaron el Pacto del Sector de Agricultura Limpia y Económica y el acuerdo nacional de LTA3 sobe la eficiencia energética que tiene como objetivo llegar a una eficiencia del 2 % anual entre 2005 y 2020, explicó el gerente de productos de Tetra Pak Jan Erik de Vries.

“Las lecherías se centran en la reducción de gases de efecto invernadero a través de la eficiencia energética, la reutilización de energía y la generación de energía sostenible. En general, esto se hace mediante el uso de bombas centrífugas eficientes en combinación con motores altamente eficientes, centrifugadoras con tecnología de baja presión, recuperación de calor mediante amortiguadores de agua y todo tipo de otras iniciativas para optimizar las plantas”, agregó De Vries.

El gobierno apoya esos esfuerzos, pero es importante el rol de la industria láctea que quiere llegar al consumidor con bajo impacto ambiental. Un ejemplo de eso es la quesera holandesa Cono Kaasmakers quien se puso como meta ser “la lechería más ecológica del mundo” y para eso ha invertido 20 millones de euros en una nueva planta con nuevos equipos separadores de bajo consumo energético, entre otros.

Asimismo, la gerente ambiental de Protecting Solutions & Equipment de Tetra Pak Lily Li dijo que la mayoría de las industrias con las que trabaja tienen objetivos ambiciosos para reducir sus emisiones de dióxido de carbono, por lo general para lograr reducciones del 20 % a 50 %.

“La sostenibilidad es buena no solo para el planeta sino para la línea de fondo. Hay un deseo creciente entre los procesadores de productos lácteos de reducir las emisiones como una ruta para hacer más ecológica su cartera y aumentar la competitividad”, destacó Li.

En base a artículo de Jenny Eagle, Dairy Reporter. 

Fuente: http://www.todoelcampo.com.uy