Nestlé Lacteos y Energía
Inversiones e Industrial Valle Verde S.A. Agrocomercial Codigua S.P.A.
Colun Soprole
Watt's Surlat
Lácteos del Sur Comercial de Campo
Quillayes
Un verano abrasador en Europa deja sin pasto a las vacas y pone en peligro la producción de leche
28-09-2018

Las famosas pastos verdes y el clima templado de Irlanda son el lugar perfecto para las vacas productoras de leche, pero este año, muchos prados Irlandeses se parecían más a un campo ‘agostado’ de Castilla-La Mancha que a las praderas rebosantes de hierba que parecen no secarse nunca; las típicas escenas en ciertas zonas de Irlanda o la Bretaña francesa.

Un verano abrasador ha ‘calcinado’ los campos del norte de Europa, sobre todo en Irlanda. Este caluroso clima ha derivado en escasez de forraje para los millones de vacas del país. Meses de sequía y calor también han causado problemas en el resto de la Unión Europea, el principal exportador de leche. Desde Irlanda hasta Alemania, los productores han tenido que reducir su cantidad de animales o dejar de ordeñar meses antes de lo previsto.

Para el sector lácteo (que genera unos 10.000 millones de euros) de la UE, los campos calcinados han elevado el coste del forraje y han reducido beneficios de los productores. La Autoridad de Agricultura y Desarrollo de Alimentos de Irlanda (AFDApor la sigla en inglés) estima que los productores lácteos ganarán la mitad que el año pasado. La situación del forraje podría hacerse crítica y la producción de leche podría caer en los próximos meses, según Arla Foods, la mayor compañía láctea de la región nórdica.

“En julio recurrimos a pasto que tendría que haber sido usado para alimentar en invierno a nuestras vacas”, explica Pat McCormack, que tiene 100 vacas lecheras en el condado Tipperary de Irlanda, donde trabaja desde hace 21 años. “Para un productor que no tiene suficiente pasto, silos, ni dinero y cuyos hijos van a la universidad, se trata de un gran desafío mental”, señala este experto a Bloomberg.